Image of growing mushrooms in the forest

Las nuevas posibilidades que ofrece la agricultura sostenible (Parte I)

El camino hacia la agricultura sostenible se remonta a mediados del siglo XX. El final de la Segunda Guerra Mundial resultó no solo en un baby boom, sino también en un boom tecnológico, que produjo prosperidad financiera y material. Sin embargo, no todos los miembros de la sociedad eran prósperos: los trabajadores agrícolas de bajos ingresos a menudo trabajaban duro y en condiciones difíciles, sin cosechar los beneficios económicos de su trabajo. La injusticia fue reconocida en conjunto con el Movimiento Comercio Justo. Este fue uno de los movimientos sociales en la década de 1960-70 que se centró en ayudar a los desfavorecidos. Algunos de los participantes anteriores fueron organizaciones no gubernamentales (ONG) internacionales como SERRV, Oxfam International, EFTA y WFTO. Junto con la creciente preocupación por la justicia económica y social, o más bien la falta de ella, había crecientes temores sobre las sustancias utilizadas para hacer alimentos y su impacto ambiental. Esto marcó el comienzo de los estándares y certificaciones de sostenibilidad. Por ejemplo, el objetivo de Rainforest Alliance es “desarrollar un mayor impacto social, ambiental y económico, brindando a los agricultores y productores un marco mejorado para mejorar sus medios de vida al tiempo que protegen los paisajes donde viven y trabajan”. Las etiquetas ecológicas de la UE se establecieron en 1992, seguidas de normas y certificaciones adicionales que afectan a la igualdad social, la prosperidad económica y la calidad medioambiental.

Estas tendencias se desarrollaron para convertirse en lo que la sociedad ahora denomina sostenibilidad. Más allá de la calificación de ONG, la sociedad en su conjunto se ha vuelto más consciente de los problemas de sostenibilidad. Ahora, en el siglo XXI, los consumidores eligen productos no solo según el precio y las preferencias, sino también según el impacto ambiental y social de la marca.

Agricultura y sostenibilidad: una relación triangular a largo plazo

Diagram

La definición de agricultura sostenible de la Coalición Nacional de Agricultura Sostenible (NSAC) exige cambios en los métodos agrícolas para satisfacer las necesidades de la población mundial del mañana, con un impacto mínimo o negativo en el clima, la comunidad o el capital, que son los tres ángulos principales discutidos en relación a la sostenibilidad:

El ángulo medioambiental: la agricultura tiene una enorme huella medioambiental como impacto directo del consumo de recursos. La expansión de las tierras agrícolas es una de las principales causas de emisión de carbono, deforestación y pérdida de biodiversidad. Las prácticas agrícolas sub-óptimas dan como resultado la degradación del suelo y la escasez de agua. La relación es compleja: la agricultura provoca simultáneamente cambios ambientales y se ve afectada por estos cambios.

Diagram showing the environmental impacts of food & agriculture
Source: World Economic Forum

El ángulo económico: tradicionalmente, los agricultores recibían una parte muy pequeña de la economía en la cadena de valor, especialmente en los entornos de productos básicos y cadenas de suministro largas. Según Fairtrade International, un ingreso vital permite a los miembros de un hogar permitirse un nivel de vida decente, que incluye vivienda, nutrición, educación, atención médica y más. Si los pequeños agricultores no pueden pagar esto una vez que se cubren los gastos relacionados con el trabajo, “las cadenas mundiales de suministro de alimentos nunca serán sostenibles, las comunidades rurales no prosperarán y el medio ambiente natural sufrirá las consecuencias”.

El ángulo social: cuestiones sociales como el trabajo infantil, la exclusión de la mujer y la seguridad física también afectan a los trabajadores del sector agrícola. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) afirma que el 60% de los niños trabajadores de entre cinco y diecisiete años trabajan en la agricultura: pesca, silvicultura, agricultura y ganadería. Muchos de ellos son familiares no remunerados y es probable que participen en actividades que imponen riesgos de seguridad. En algunos países del sur de Asia y África, algunas mujeres no son propietarias de granjas por razones culturales o legales y, por lo tanto, no tienen derecho a la tierra. El Foro Económico Mundial afirma que casi el 50% de los agricultores a pequeña escala son mujeres “pero poseen menos del 20% de la tierra del mundo”.

Partes interesadas en la promoción de la sostenibilidad en la agricultura

La comunidad mundial reconoce los desafíos para alimentar de manera sostenible a la creciente población mundial. Entre los formuladores de políticas, la Unión Europea inició el Pacto Verde como un plan de acción para volverse climáticamente neutro para 2050, mediante la movilización de inversiones y herramientas de financiamiento para promover el uso eficiente de los recursos. El objetivo es crear una economía más limpia, restaurar la diversidad biológica y reducir la contaminación. Muchos países están llevando a cabo iniciativas similares.

Varias organizaciones sin fines de lucro también desempeñan un papel importante en el establecimiento de estándares a nivel mundial. Organizaciones como Rainforest Alliance, Better Cotton Initiative y Roundtable on Sustainable Palm Oil desarrollaron y actualizan continuamente un conjunto de criterios ambientales y sociales según los cuales los productores y las partes interesadas en cada cadena de suministro respectiva deben cumplir para recibir la certificación. Dichos sellos de aprobación se han convertido en un requisito previo, o al menos en una gran ventaja, entre los compradores agrícolas y, en última instancia, los consumidores finales de productos relevantes.

En el sector privado, muchas partes interesadas están promoviendo activamente iniciativas de sostenibilidad y algunas son líderes reconocidos en este campo. En su informe anual de sostenibilidad de 2019, Starbucks describió varios objetivos y logros, incluído el plan para proporcionar 100 millones de cafetos a los agricultores para el 2025, de los cuales 40 millones ya se han distribuido desde 2015. Estos árboles reemplazan a los que están disminuyendo en productividad. debido a la edad y las enfermedades y ayudan a mejorar la calidad y el rendimiento de sus cosechas mientras utilizan menos recursos. Además, Nestlé colabora con varios proveedores para brindar apoyo y capacitación a los agricultores con el fin de mejorar su economía, con varios programas activos que van desde productores de café en Indonesia hasta productores de leche en Brasil. McCain y McDonald’s también unieron fuerzas para otorgar subvenciones a los productores de papa en el Reino Unido para mejorar la calidad del suelo y la gestión del agua.

Además, muchas empresas también colaboran para formar grupos de investigación y acción para compartir conclusiones y establecer estándares para sus respectivas cadenas de valor. Véase, por ejemplo, Sustainable Rice, Sustainable Nut Initiative, World CocoaFoundation y otros.

Cómo podemos hacer la sostenibilidad, sostenible?

Las iniciativas de las diferentes partes interesadas son un excelente punto de partida. Sin embargo, conectar a todas las partes interesadas a lo largo de toda la cadena de suministro sigue siendo una tarea difícil. Incluso en la misma cadena, cada parte tiene diferentes objetivos y prioridades. En muchos cultivos básicos, la cadena de suministro es muy larga y consta de numerosas capas de intermediarios, desde el agricultor hasta el consumidor final.

Veamos un ejemplo específico: la cadena de suministro de café, que generalmente contiene múltiples y diversos intermediarios que realizan diferentes actividades: cultivo, secado, molienda, tostado, transporte, comercialización, venta al por menor … La siguiente infografía muestra por qué es tan difícil y desafiante para hacer sustentable la sustentabilidad.

infographic of coffee supply chain
Source: Visual Capitalist

Como resultado, es extremadamente difícil tener visibilidad de lo que está sucediendo en los campos. ¿Qué insumos agrícolas se utilizan, cuántos de ellos y qué tan efectivos son? ¿Qué es la agroeconomía de los agricultores? ¿Cuál es el impacto en el suelo y el agua? Sin establecer una línea de base, es difícil comenzar a hablar de sostenibilidad, y mucho menos hacer planes de mejora y hacer un seguimiento del progreso.

Continuará en otro artículo…

Ahora que entendemos que lograr la sostenibilidad es importante pero complejo, analicemos cómo la tecnología puede cambiar las reglas del juego en el camino hacia un ecosistema agrícola sostenible. Esto se hará en la segunda parte de estos artículos.

banner saying: Fact-based, on-time decision making for sustainable agriculture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *